PERLAS... 22

J. Beck
CUANDO SE HABLA A LA GENTE
COMO SI FUERA ESTÚPIDA,

SE MATAN CÉLULAS DE SU CEREBRO
Otro consejio muy útil, que viene a decir lo mismo que la perla anterior de Goethe, pero al revés.
A tener muy presente tanto los padres con sus hijos, como los profesores con sus alumnos, y hasta para los jefes con sus subordinados. Decía J. Beck: "Cuando se habla a la gente como si fuera estúpida, se matan células de su cerebro"

PERLAS... 21

Johan Wolfgang von Goethe

"Si tratamos a los demás como son, 
puede que los ayudemos; 
pero si los tratamos
tal y como pueden llegar a ser,
los estamos ayudando a mejorar."
Ensayo abierto al Público - Miércoles 29 Junio 2016 - 21 h - Sala Mirto

PERLAS... 20

Antón Chéjov
¡ES USTED AÚN PEOR QUE SHAKESPEARE!
Tólstoi invitó al joven Chéjov a visitarle en su propiedad rural de Yásnaia Poliana. Chéjov estaba muy excitado con la expectativa de hablar largo y tendido con el dios de la literatura rusa; pero resultó que, como era lo habitual en aquellas fincas, había muchos más invitados y Tólstoi les tenía que atender, de manera que según anochecía Chéjov iba perdiendo la ilusión de hablar con el maestro; pero ya al final del día éste le llama: "Antón Pávlovich, venga usted conmigo a la veranda, hágame el favor, vamos a conversar usted y yo". Y allí, por fin solos y sentados en sus balancines a la luz de las estrellas, el inmortal autor de Guerra y Paz y de Anna Karénina le dijo:
-Esos cuentos que usted escribe, Antón Pávlovich... son muy buenos. Algunos me hubiera gustado escribirlos yo -y después de una pausa agregó-: Pero lamento decirle que sus obras de teatro son horribles. Créame: no escriba usted más teatro. ¡Es usted aún peor que Shakespeare!
Después, de camino a la estación para tomar el tren de vuelta a Moscú, Chéjov, de pie en la troika, alzaba los brazos al cielo estrellado, gritando feliz:
-¡Soy peor aún que Shakespeare!...¡Soy peor aún que Shakespeare! 

PERLAS... 19

Tony de Mello
TE QUIERO TAL Y COMO ERES Y NO PUEDO DEJAR DE QUERERTE
Debes cambiar, le repetían todos al verle con tanta angustia y egoísmo. Y aunque deseaba cambiar, no lo conseguía.
Un día encontró un amigo que le dijo 'sigue siendo tal y como eres. En realidad no importa que cambies o no. Yo te quiero tal y como eres y no puedo dejar de quererte.'
Aquellas palabras sonaron como una extraña música. Entonces se tranquilizó, sintió que estaba vivo, y,  ¡oh, maravilla! , cambió.

PERLAS... 18 - NUESTRA HERMANA PEQUEÑA (UNA PELÍCULA MARAVILLOSA)

Kore-eda
NO HACEN FALTA IMÁGENES IMPACTANTES PARA DESCUBRIR LA FELICIDAD DE LAS COSAS COTIDIANAS
Nuestra Hermana pequeña - Cartel
La historia me gusta porque nos habla de tres niñas abandonadas por sus padres que, a su vez, adoptan a una hermana que también es abandonada por su madre. Y también contiene referencias a la novela ‘Mujercitas’ (Louisa May Alcott, 1868) y a varias obras de Yasujirō Ozu que se desarrollan en Kamakura (como Primavera precoz, 1956), lugar donde también vive la autora del manga”. 
“No solo quería hablar sobre la vida de las cuatro hermanas, quería desplegar una visión más amplia sobre el tiempo que transcurren en la ciudad y la pérdida del padre y la abuela. El verdadero protagonista de la historia es el tiempo que han pasado y que pasarán en un futuro”.  
“Puede que no sea fácil de entender, incluso para el público japonés, pero esa misma línea solo es en apariencia”quizá porque los protagonistas de la película han vivido (y han sufrido) mucho en sus pasados y ahora están recuperando su vida normal. Si nos fijamos en la pequeña Suzu durante uno de esos desayunos que comparte con sus hermanas, aunque parezca una escena normal, para ella es un instante de total felicidad  porque ella no había tenido la posibilidad de desayunar con tanta alegría”
 “no hacen falta imágenes impactantes para descubrir la felicidad de las cosas cotidianas”
“No creo necesario incidir en los momentos traumáticos, precisamente por eso la película comienza sin que estas cosas aparezcan en la pantalla y, de esta manera, consigo una mayor naturalidad para unos personajes que están aceptando lo que les sucede como si se tratase de su destino”
“Por ejemplo, cuando ellas terminan en el mar e interactúan, las cuatro seguían un guion a pesar de que este cambiaba mientras íbamos rodando. A diferencia de ‘Kiseki’, aquí la libertad a la hora de actuar no es tan grande”.  Para la actriz que encarnaba a Suzu no tenía ningún guion la mayor parte del rodaje, siempre le decía qué tenía que hacer o decir justo antes de grabar”.
“Cuando la hermana mayor, Sachi, acoge a Suzu, ella recuerda su infancia y el trauma que arrastra con su padre”;“Si os fijáis, al principio de la película, Sachi habla de su padre y nos dice que era una ‘persona cero’ pero amable. Y en cambio, al final, ella cambia el orden al decir que era muy amable pero una ‘persona cero’. Es un sutil cambio, muy pequeño, que implica un cambio muy grande para este personaje, ya que acepta cómo era su padre”